Propiedades própolis


Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0
0 Flares Filament.io 0 Flares ×

Cuando hemos pescado un resfriado es posible que queramos irnos por lo natural y tomar algo que nos ayude a combatirlo sin necesidad de recurrir a compuestos químicos elaborados. Además existen circunstancias, como el embarazo o la niñez, donde muchos medicamentos están contraindicados y por eso buscamos algo que la madre naturaleza nos proporcione ya que es lo mejor para el organismo en esa condición particular. Traemos este artículo que te explica las propiedades y beneficios del própolis, una sustancia natural que te encantará.

Qué es el própolis

Beneficios propolis salud

El própolis consiste en una resina cerosa y viscosa de compleja composición que fabrican las abejas. Estos insectos utilizan ciertas partículas provenientes de varias vegetales, del exudado de savia y de la yema de los árboles para elaborar esta sustancia dentro de la colmena.

El nombre própolis proviene del idioma griego y tiene el significado de protector de la ciudad, haciendo referencia al uso que le dan las abejas.  El objetivo del própolis es ser utilizado para construir, reparar, aislar  y proteger la colmena. Por ejemplo, para sellar huecos pequeños, de alrededor de 6 mm, las abejas utilizan própolis, a veces lo mezclan con cera. Si el hueco es de mayor tamaño, las mismas prefieren la cera para taparlos. Además, usan própolis para barnizar el interior de su hogar.

En el pasado se creía que las abejas sellaban sus colmenas con própolis para brindarle protección de los elementos. Sin embargo, se ha descubierto con más precisión el propósito de esta sustancia resinosa, el cual es darle estabilidad a la estructura de la colmena, minimizar las vibraciones, una defensa segura al cerrar entradas alternas, prevenir las enfermedades y evitar los parásitos.

Características del própolis

La razón por la que el própolis es tan importante para nuestro cuerpo es por la composición del mismo. Gracias a sus características, el própolis ayuda al sistema inmune de manera que los estimula para que este mejore su capacidad de defensa contra bacterias y virus.

El própolis se encuentra formado principalmente de resina y de cera, además de polen, aceites esenciales, minerales y compuestos de origen orgánico. Contiene inclusive flavonoides que son los principales encargados de generar una respuesta inmune positiva en el cuerpo. Otros de los componentes destacados son las vitaminas como provitamina A y la vitamina B o nicotinamida.

En la naturaleza las abejas lo usan para mantener las colmenas libres de microorganismos y así evitar daño a su hábitat. Esta característica del própolis hace que este sea de forma inherente un antivírico y antibiótico natural

Própolis durante el embarazo

Cuando una mujer está embarazada debe tener mucho cuidado con lo que ingresa a su organismo ya que esto puede afectar a la pequeña vida que lleva en su vientre. Se hace especial atención a los fármacos que la embarazada puede o no tomar, pues en algunos casos se ha comprobado el efecto dañino sobre el feto mientras que con otros se desconoce por completo si tienen algún efecto negativo. Ha habido casos de niños gravemente afectados por medicamentos que tomó la madre durante el embarazo.

Es por ello que si la embarazada presenta un resfriado, la mejor elección es tratar que su propio sistema inmunológico ataque el microrganismo que lo esté causando. Puede ayudarse usando elementos naturales que no afecten al bebé y este es el caso del efecto del própolis durante el embarazo, el cual no ha causado ningún efecto secundario adverso.

El própolis es efectivo no solo contra las infecciones sino también para mejorar las dificultades digestivas propias del embarazo y los padecimientos ginecológicos. Puede decirse que ayuda a mantener la salud en general. Por supuesto, tiene sus limitantes y no soluciona todas las enfermedades, algunas requerirán de tratamiento específico.

Aunque el extracto de própolis no ha presentado ningún problema durante el embarazo (a excepción de las personas alérgicas a esta sustancia), es necesario que siempre consultes a tu médico antes de consumir o aplicar cualquier tratamiento, sin importar que sea natural. Otro consejo útil al momento de adquirir própolis, es que debes comprar el ecológico y en un lugar donde te aseguren la calidad del producto.

Usar extacto propolis

Própolis para niños

Si quieres proteger a tu niño con las propiedades del própolis, la buena noticia es que puedes hacerlo, por ser natural  y no tener efectos adversos. Ayuda a subir el sistema de defensa inmunológico y puedes dárselo en dosis preventivas o cuando tienen un resfriado.  Se ha evidenciado que los niños que consumen miel y otros compuestos de las abejas tienen más defensas contra los microorganismos que afectan el aparato respiratorio.

Puedes encontrarlo en diferentes presentaciones fáciles de ingerir para tu pequeño y gracias su agradable sabor, no resulta difícil de consumir. Tiene un sabor dulzón que gusta mucho a los niños.

Mientras tu hijo no sea alérgico a la miel o al própolis puedes adminístrale esta sustancia rica en minerales y vitaminas. No solo lo ayudará con el resfriado sino que lo protegerá contra muchas otras enfermedades y estarás dándole algo nutritivo.

Própolis para la garganta

El jarabe de própolis para la garganta es ideal porque sirve de barrera protectora que evita la entrada y colonización de virus y bacterias. De manera que las infecciones de garganta pueden ser atacadas usando este compuesto. Si sientes la garganta inflamada e irritada, el própolis actuará como un potente antiinflamatorio y antibiótico que mantendrá la zona libre de microbios. Además, gracias la cera, resinas y aceites que este contiene puede ayudar a lubricar y resguardar las cuerdas vocales.

Formas en que se presenta el própolis

El própolis se puede encontrar en diversas presentaciones:

  • El extracto o la tintura de própolis, ideal para los resfriados, infecciones de garganta y problemas gastrointestinales.
  • Própolis con miel, puede ser usado cuando hay tos, gripes, inflamación del tracto gastrointestinal, de forma tópica: para curar heridas de alguna cirugía.
  • Própolis en crema, para daños en la piel como: quemaduras, acné, dermatitis, heridas, etc.
  • En forma de caramelos y paletas, para la garganta adolorida e inflamada, el mal aliento, etc.

Dosis recomendada del extracto de própolis

Para los niños es necesario calcular la dosis del extracto del própolis en función al peso para dar la cantidad adecuada. La dosis recomendada en niños es 0.5 mg al día por cada kilogramo peso. Debes tomar en cuenta la concentración en el jarabe o en la presentación que tengas el extracto de própolis.

No es recomendado para niños menores de tres años y mucho menos para aquellos que hayan presentado alergia a la miel. Además debes hablar con el pediatra antes de administrarle cualquier medicamento a tu hijo.

En los adultos la dosis adecuada debe ser entre 0.7 y 1.3 g por kilogramo peso de la persona. La dosis más alta puede ser hasta 2 g por cada kilogramo peso. Aun así es necesario tomar en cuenta las indicaciones del frasco o el prospecto. Aunque se trate de un adulto, igual se debe consultar con el médico para confirmar si es posible ingerir própolis sin problemas. En caso de que puedas usar el própolis con tranquilidad, entonces disfruta de esta maravillosa sustancia que las abejas han creado de forma sabia y que puede resultar en la mejora de tu salud.