Beneficios y usos del aceite de oliva en la Alimentación


Share on Google+1Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Facebook3
2 Flares Filament.io 2 Flares ×

Sin duda alguna, dentro de la dieta mediterránea, el producto estrella es el aceite de oliva. Es importante saber elegir el tipo de aceite que se va a usar para cada tipo de comida, y sobre todo elegir el más saludable como es el aceite de oliva virgen extra. Por ello, todos aquellos consumidores que quieren llevar una dieta sana y saludable no dudan en acudir al aceite de oliva como acompañante en sus comidas. La delicadeza en su elaboración permiten tener un aceite maravilloso para nuestro día a día.

Existe una gran variedad de aceites, pudiendo optar entre el aceite de oliva, el aceite de girasol, el aceite de maíz o el aceite de soja. Con todos estos aceites se puede cocinar pero van a existir diferencias entre los mismos dado que el valor nutritivo no es el mismo y por lo tanto no se causan los mismos efectos en la salud al consumir unos u otros. Se ha recomendado incluir el aceite en nuestras comidas diarias, siempre y cuando se utilicen unas cantidades adecuadas. Por otro lado, el aceite de oliva ha sido el más recomendado para aquellas personas que quieran llevar una alimentación sana y prevenir todas las enfermedades cardiovasculares.

Usar aceite de oliva en la alimentación es maravilloso por sus propiedades

Deliciosa comida realizada con Aceite de Oliva

Algunos de los usos recomendados del aceite de oliva en la alimentación son los siguientes:

–          Es recomendable el uso del mismo para freír a unas temperaturas elevadas como son los 190 grados. Se ha comprobado que es mucho más resistente que el girasol o la soja.

–          El aceite de oliva consigue que los alimentos contengan menos grasas ya que se va descomponiendo poco a poco. Es buena opción para mantener una vida sana y equilibrada.

–          A la hora de cocinar sería un grave error que se mezclara el aceite nuevo con el viejo, o que se mezclaran diferentes tipos de aceites. Esto es así porque los de semilla no aguantan tanto como el aceite de oliva por lo que se pueden producir sustancias tóxicas.

–          Es necesario evitar las altas temperaturas dado que pueden causar perjuicios al aceite y a los alimentos.

–          Es recomendable que los alimentos se encuentren lo más secos posibles para que la cocina sea de lo más saludable.

–          Es recomendable filtrar el aceite cada vez que se cocina, de esta manera se van a eliminar todos aquellos restos de alimentos que puedan quedar.

–          Si notamos que el aceite se encuentra oscurecido o humeado es mejor que lo desechemos ya que ya no va ser el adecuado para freír tras muchos usos.

–          A la hora de preparar comidas rebozadas es recomendable echar una cucharada de agua por cada huevo batido, de esta forma conseguimos que el alimento contenga menos aceite.

–          Siempre se pueden colocar los alimentos encima de un papel de cocina, de esta forma absorberá el máximo aceite posible.

En definitiva, todo son ventajas cuando se habla de aceite de oliva, es mucho más nutritivo y aromático, además de ser un gran antioxidante y aportar grandes beneficios para la salud. Por otro lado cuando se cocina con aceite de oliva las comidas quedan mucho más sabrosas y con menos grasas.

Ademas debemos tener en cuenta la cantidad insuperable de comidas y recetas que contienen este poderoso aceite de oliva. ¿Todavía no te animas a comprarlo? Échale un vistazo y decídete ya a mejorar tu salud…