Propiedades y beneficios del aceite de ricino


Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0
0 Flares Filament.io 0 Flares ×

El aceite de ricino se extrae de las semillas de ricino (Ricinus communis), una planta muy común en nuestro país. La semilla de ricino contiene entre un 40 y 50% de aceite, rico en ácido ricinoleico.

Efectos medicinales que vienen desde la antigüedad

El aceite de ricino se utiliza medicinalmente desde el antiguo Egipto por ser antiinflamatorio y antioxidante. Antiguamente el aceite de ricino ha sido siempre una alternativa médica en momentos en que la medicina todavía no había avanzado y las técnicas eran limitadas. A pesar de su sabor desagradable, este aceite contiene muchas propiedades terapéuticas y medicinales.

El aceite de ricino se considera un excelente estimulante del sistema inmune, en parte por la alta concentración que tiene de ácido graso.

El aceite de ricino se utiliza para el tratamiento de enfermedades como:

  • Esclerosis múltiple
  • Parálisis cerebral
  • La artritis y el reumatismo
  • La enfermedad de Parkinson
  • Pérdida de cabello
  • Estreñimiento
  • Las infecciones por hongos
  • Trastornos menstruales
  • Trastornos gastrointestinales
  • Acné
  • Migraña;
  • Quemaduras solares
  • Inflamación

Este aceite tiene un gran efecto laxante, ya que este provoca una especie de irritación en las membranas mucosas, provocando el vaciado del intestino. Este efecto ha sido siempre uno de los más utilizados del aceite de ricino. Este proceso se lleva utilizando muchos años en medicina casera con un éxito notable.

En caso de tomar una cuchara de aceite de ricino por la mañana, te aconsejamos que lo mezcles con un zumo de naranja,  para así enmascarar el sabor.

En el tratamiento de las infecciones por hongos, que a menudo son muy resistentes al tratamiento, el aceite tiene un efecto real, ya que su acción antifúngica ya ha sido probada.

Tiene múltiples beneficios para la piel, ya que tiene efecto emoliente, penetra en la hidratación de la piel y estimula la producción de colágeno, evitando así las arrugas y líneas de expresión y también puede tratar eficazmente el acné, los forúnculos, verrugas, la piel seca, dermatitis, etc.

El aceite de ricino se utiliza como un laxante en los marcos de estreñimiento, para la caída del pelo, infecciones por hongos, migraña, quemaduras solares, inflamación, reumatismo, y problemas gastrointestinales.

Precauciones y contraindicaciones de uso del aceite de ricino

En primer lugar, no se recomienda el uso de aceite en mujeres embarazadas, ya que puede inducir al parto o al aborto.

Los lactantes y las personas con enfermedades intestinales graves o cualquier enfermedad interna tampoco deben utilizarlo. Siempre es aconsejable consultar a un médico primero.

En cuanto a la dosis, se debe tener cuidado también, ya que tomado en exceso puede causar náuseas, vómitos, calambres y diarrea.  La dosis recomendada por día es entre media y una cucharadita.

Aceite de ricino para la salud

USOS ESTÉTICOS DEL ACEITE DE RICINO

En el área de la estética este aceite se utiliza para hidratar la piel, pues estimula la producción de colágeno y elastina, además de tratar el acné, forúnculos, infecciones, verrugas, hongos de la piel manchas, estrías y dermatitis. También se utiliza para hidratar, fortalecer y estimular el crecimiento del pelo, las pestañas y las cejas.

Con la ayuda de un hisopo de algodón, puedes hidratar las cejas y la raíz de las pestañas antes de acostarse, así como las uñas.

Alarga las pestañas: el aceite de ricino se utiliza mucho para cuidar las pestañas. Con este aceite logramos unas pestañas más gruesas y largas. También sirve para aplicarlo en las cejas. Podemos aplicar el aceite con un cepillo de rímel. Muchas mujeres lo usan con un éxito tremendo.

Para que esto de resultado, tenemos que aplicarnos el rímel cada noche.

Reduce las ojeras: simplemente debes aplicar una gota de aceite de ricino con el dedo índice debajo de los ojos y realizar un pequeño masaje circular para que el aceite penetre mejor.

Cuidado de la piel: Al ser un excelente hidratante, el aceite de ricino se utiliza en un montón de fórmulas de cremas y cosméticos. Sirve para hidratar, para suavizar y proteger la dermis y lo podemos encontrar en forma de lociones, ungüento, jabón, etc.

El aceite nos ayuda a tratar la piel seca, la  dermatitis, la descamación, herpes, úlceras leves, quemaduras y heridas superficiales. También es un agente saponificante, utilizado en la fabricación de champú para el pelo, dándole más suavidad, brillo y un aspecto más saludable.

Fortalece las uñas: Si tus uñas son frágiles y quebradizas, aplica aceite de ricino con una bola de algodón en cada uno de ellas o vierte unas gotas de aceite en el esmalte que sueles utilizar. Como buena fuente de vitamina E, el aceite de ricino dará un aspecto más hermoso a tus uñas.

Masaje corporal: se puede utilizar con aceite corporal para realizar masajes relajantes, para reducir la inflamación, aliviar el dolor muscular y articular. Es ampliamente utilizado en la aromaterapia.

Al igual que muchos productos naturales, el aceite de ricino no tiene ninguna evidencia científica de sus beneficios, sólo contamos con lo que nos contaban nuestras abuelas, que pasa de generación en generación. Lo que se sabe es que su uso tiene una gran aceptación popular.